domingo, 20 de mayo de 2018

El Islam y la pedofilia ¿Se casó Muhammad con una niña?



Existe la vieja creencia. de que Muhammad se casó con Aisha bin Abu Bakr, cuando esta contaba con no mas de 7 años, para acostarse con ella a los 9. 
En esta sección, me propongo diseccionar esta idea. Y es que si bien el Islam permite, como veremos, la pedofilia, esta no se encuentra del todo fundada.

Me remito para la primera parte de este análisis al trabajo del erudito islámico paquistaní Hakim Niyaz Ahmed, que en su libro La Verdad sobre la Era de Aisha La Veraz, estudió todos los informes y menciones de Aisha en el hadith, así como textos históricos islámicos, para concluir lo siguiente: 

"El informe Hadith sobre el matrimonio de Aisha a los nueve años no es fiable porque todas las colecciones de Hadices reportan este Hadiz bajo la sola autoridad de Hisham Ibn Urwa.
Hisham es generalmente aceptado como una persona confiable, pero en su vejez había perdido su prestigio entre los expertos en Medina. No aceptaban su Hadiz narrado en este período. Hisham narró esta historia alrededor de 145 héjira, cuando tenía 84 años de edad. El matrimonio de Aisha (que Al-lah esté complacido con ella) tuvo lugar en el 2 héjira, más de 140 años antes. Era la época en que la mayoría de quienes pudieron comprobar los hechos de su narración habían muerto".

Mishkat al-Masabih, Al-Bidaya wa'lNihaya, Siyar A'lam al-Nubala, y al Isti'ab, algunas de las fuentes mas conocidas, mencionan claramente que Aisha era diez años menor que su hermana Asma, la cual, según la mayoría de las fuentes, especialmente Abu Na'im al-Asma Isfahani, contaba 27 años de edad en el momento de la migración, lo cual implicaría que Aisha tenía 17 años en este momento. Tengamos en cuenta que ella supuestamente nació en 613 dC, lo cual es imposible teniendo en cuenta lo anterior.

Pese a todo, aún así hay eruditos que reconocen la validez de la tradición en este sentido. Muhammad Ali Al-Hanooti, otro erudito islámico, nos dice al respecto que el matrimonio de Aisha con Muhammad fue voluntad de Dios, con lo que este es incuestionable.

Por obvias razones, me voy a limitar a exponer los datos en lugar de a dar un juicio de valor sobre ellos, pese a lo cual no voy a olvidarme de hablar sobre un tema tan escabroso como lo es el Islam y la pedofilia. El Corán nos brinda una aleya especialmente relevante en este sentido:

Y aquellas de vuestras mujeres que hayan llegado a la menopausia, si dudáis de su período de espera, éste son tres meses; así como para la que aún no haya tenido la menstruación.
Y las que estén embarazadas, su período de espera será hasta que den a luz.
Quien teme a Allah, Él le dará facilidad en lo suyo. (Sura 65:4).

No hay muchas posibles interpretaciones en este sentido, al menos no teniendo teniendo en cuenta el resto de la sura.
El caso es que en la Arabia pre-islámica, el matrimonio infantil era común (Spencer, 2006). Con lo que aún si Muhammad se caso con una niña de nueve años, no hay nada que increparle en este caso.

El problema radica en la capital importancia que esta práctica ha adquirido a día de hoy. 
Imitando al profeta del Islam, muchos musulmanes, incluso en tiempos modernos, se han casado con niñas pequeñas.
En algunos países, esta práctica cuenta incluso con la bendición de la Ley. Así, en la República Islámica de Irán, las niñas pueden ser comprometidas antes de la edad de nueve años y casarse a los nueve. El artículo 1041 del Código Civil de este país, establece que el matrimonio antes de la pubertad (nueve años lunares completos para las niñas) está prohibido. El matrimonio contraído antes de llegar a la pubertad, pero con el permiso del tutor es válido, siempre y cuando los intereses de la niña bajo tutela se encuentren debidamente observados.

El ayatolá Khomeini desposó a una niña de diez años de edad cuando él tenía veintiuno. Decía que el matrimonio con una niña era una bendición divina, y aconsejó a los fieles: "Hagan todo lo posible para asegurarse de que sus hijas no vean su primera sangre en tu casa"  (Taheri, 1986, p. 90 y 91).

La revista Time informó en 2001: En Irán la edad legal para contraer matrimonio es de nueve para las niñas y catorce para los varones. La ley, de vez en cuando, ha sido aprovechada por los pedófilos, que se casan con niñas pobres de las provincias, las usan y luego las abandonan. En 2000, el Parlamento iraní votó a favor de aumentar la edad mínima para que las niñas se casen a catorce años, pero este año, un órgano de supervisión legislativa dominada por clérigos tradicionales vetó la medida. Un intento por parte de los conservadores para abolir la edad mínima legal de Yemen de quince años para las niñas fracasó, pero los expertos locales dicen que rara vez se hace cumplir, de todos modos. (El inicio de la pubertad se considera un momento adecuado para que un matrimonio sea consumado.)

UNICEF, por su parte, reporta que mas de la mitad de las niñas en Afganistán y Bangladesh están casadas antes de la edad de 18. A principios de 2002, investigadores en los campos de refugiados de Afganistán y Pakistán encontraron que mas de la mitad de las niñas se habían casado a los trece años.
En un campo de refugiados, mas de dos de cada tres niñas de segundo grado se habían casado o estaban comprometidas, y prácticamente todas las chicas mas allá de segundo grado ya estaban casadas.
Una niña de diez años de edad estaba comprometida con un hombre de sesenta años.

miércoles, 16 de mayo de 2018

Muhammad.

Surgida al calor del desierto de Arabia, esta fe tuvo por profeta y -en términos laicos- fundador, a Muhammad bin Abdullah, comerciante de la hoy en día famosa ciudad de Meca, en que la también ilustre Kaaba era casa de 300 ídolos diferentes, con Hubal-dios de la Luna-a la cabeza.
Muhammad nació el 26 de Abril del 570, en Meca, en la región del Hiyaz en la actual Arabia Saudí.
Árabe de la tribu Quraysh, fue confiado a Bani S´ad, de acuerdo a la  costumbre tribal de que los niños de los mas honorables se criaran con niñeras beduinas.
En sus tiempos, Meca era una ciudad próspera debido a los ídolos de la Kaaba en buena medida, con lo que, en la época de peregrinaje, cuando las guerras entre tribus estaban prohibidas, muchas personas llegaban a la misma. Durante su adolescencia, Muhammad acompañó a su tío a viajes por Siria y otros lugares, con lo que llegó a amasar una importante experiencia en las costumbres de distintas regiones.
A los doce años se dirigió a Basora con su tío Abu Tálib, y tuvieron un encuentro con un monje llamado Bahira, con quien compartieron una comida. En los hádices (tradiciones) se nos narra que Bahira vió en Muhammad signos de profecía, que lo llevaron a advertirle a Abu Tálib que lo protegiera de los judíos (en la versión de Ibn Ishaq) o de los bizantinos (en la versión de al-Tabari).
Este monje también habría adivinado la conversión al cristianismo de Waraqa, primo de la futura esposa de Muhammad, Khadija.
No tuvo un trabajo específico en su juventud, aunque se menciona que hizo de pastor para Bani Sad y de asalariado en Meca. A los 25 años, empezó a trabajar como mercader en la ruta caravanera entre Meca y Damasco, bajo las órdenes de la ya mencionada futura esposa del Profeta, quien contaba, según registra Ibn Ishaq, con 28 años, y según  al-Waquidi, con 40.
El caso es que el joven Muhammad impresionó profundamente a Khadija, quien le propuso un matrimonio que este aceptó. Tuvieron seis hijos, dos varones (que murieron en la infancia) y cuatro mujeres ( ZáinabRuqayyahUmm Kulthum y Fátima ). Khadija sería la primera persona en aceptar el Islam después de la primera revelación.
Muhammad era un hombre reflexivo, aunque analfabeto, y rutinariamente pasaba noches meditando en la cueva de Hira, cerca de la Meca.
En el 610, a los cuarenta años de edad, el ángel Ybril se le presentó según las tradiciones, revelándole las primeras aleyas (Corán 96) del Corán (del árabe, La Recitación).
De acuerdo con el Corán y las narraciones, Muhammad era analfabeto, aunque hay al menos dos hádices que sugieren lo contrario:
Uno de ellos, Sahih al Bukhari 1305, nos dice: Abdullah bin ‘Abbâs dijo: «La enfermedad del Profeta empeoró un jueves». Entonces el Profeta dijo: «Traedme algo para escribir que os redactaré un escrito y no os perderéis después de ello». La gente disputó, y no es correcto disputar frente a un profeta. La gente dijo: «La enfermedad del Profeta se ha puesto muy grave». El Profeta dijo: «Dejadme, que el estado en el cual estoy ahora es mejor que lo que vosotros me proponéis».

El caso es que a medida que los seguidores de Muhammad aumentaban en número, se volvían una amenaza para los intereses económico de los quraysh, debido a sus duras críticas a la idolatría del pueblo de Muhammad. Si los mecanos rechazaban a los ídolos, no habría peregrinos, ni riquezas.
En el año 619 (el Año de la Tristeza) fallecieron Khadija y el tío y protector de Muhammad, Abu Tálib.
El clan al que pertenecía el Profeta lo repudió y sus seguidores sufrieron hambre y persecución.
En el 620, Muhammad afirmó haber hecho un viaje nocturno que es conocido como Isra Mi'rāŷel primero, hacia un lugar llamado Masyid al-Aqsa (la tradición nos dice, se encontraba en Jerusalén). Isra fue seguido de Mi'rāŷ, su viaje al Séptimo Cielo, en que afirmó haber conocido a profetas que le precedieron, como Abraham, Moisés o Jesús.
La vida de la pequeña comunidad musulmana era peligrosa, además de trágica. La tradición nos dice que hubieron varios atentados contra la vida de Muhammad, que decidió finalmente trasladarse a Yazrib (la actual Medina).
Muhammad llegó a Medina como un mediador, entre las tribus  Aws y Khazraj. Logró absorver a ambas tribus a la comunidad musulmana y prohibió el derramamiento de sangre entre los musulmanes.
Medina era también la vivienda de muchos judíos, y Muhammad esperaba que estos lo aceptaran como profeta, lo cual no paso. Eso resultó en el cambio de la alquibla de las mezquitas, orientadas originalmente al antiguo templo de Jerusalén, a la Kaaba de Meca.
Muhammad emitió la Constitución de Medina, en la cual se especifican los términos en que otras facciones, especialmente los judíos, podrían vivir en el nuevo Estado islámico. De acuerdo a esta Constitución, a los judíos y cristianos se les permitíría vivir en los territorios controlados por los musulmanes  (No así a los paganos) a cambio del pago de un tributo conocido como jizyah. Este sistema vendría a tipificar las relaciones entre los musulmanes y los dhimmies en el futuro, y fue en buena medida la causa de la estabilidad de los califatos.
Las relaciones entre Meca y Medina se deterioraron rápidamente. Las propiedades de los musulmanes se confiscaron, mientras que Muhammad lograba alianzas con las tribus vecinas.
En el 624, en Badr, ambos bandos chocaron.
Y pese a que los musulmanes eran tres veces inferiores a los quraysh, estos vencieron.
Para los musulmanes, la batalla de Badr, como pasaría a la historia, era una señal divina de que Muhammad era un verdadero profeta, y tras la expulsión del clan judío Banu Qainuqa, todos los ciudadanos adoptaron la fe islámica.
Muhammad se casó de nuevo, esta vez con Aisha, la hija de Abu Bakr, amigo y seguidor del Profeta, que se convertiría en el líder de los musulmanes tras su muerte. En Medina también se casó con Hafsah, hija de Úmar, el posterior sucesor de Abu Bakr
Su hija, Fátima, se casó con Ali, primo de Muhammad, y futuro líder de los shiat´Ali (la primera gran secta del Islam). Otra hija suya, Ruqayyah contrajo matrimonio con Uthmán, pero ella falleció y el se casó con Umm Kulthum. Estos hombres serían mas tarde los sucesores del Profeta.

En el 625, un líder mecano, Abu Sufyan, marchó hacia Medina, resultando en la batalla de Uhud, en que ningún bando resultó vencedor, y en el 627, emprendió otro ataque contra Medina, pero Muhammad había construido trincheras en torno a la ciudad, con lo que logró defenderla eficientemente en lo que se conoce como la batalla de la Trinchera. En esta batalla, la tribu judía de Banu Qurayza se había aliado a los mecanos, por lo que los musulmanes contraatacaron, derrotándolos y decapitando a todos los hombres que tuvieran vello en los genitales.
Tras este evento, los musulmanes expandieron su influencia a través de conversiones o conquistas de varias ciudades o tribus, aplicando el concepto de la Yihad (el esfuerzo que el musulmán debe realizar para que la Ley de Dios reine sobre la Tierra).
En el 628, la posición de Muhammad era lo bastante fuerte para regresar a la Meca, esta vez como un peregrino, con lo que se dirigió allí acompañado de 1600 hombres. Se firmó un tratado en un pueblo cercano a Meca llamado al-Hudaybiyyah.
Si bien a los musulmanes no se les permitió entrar a Meca ese año, si se autorizó a que lo hicieran el año siguiente.
El tratado, que implicaba un cese de las hostilidades, duró mas bien poco, ya que en el 630 los dirigentes de Meca lo rompieron, con lo que Muhammad marchó a la ciudad acompáñado de 10.000 hombres y la conquistó sin encontrar resistencia.
Él amnistió a los habitantes de la ciudad, salvo por quienes lo habían injuriado y a los musulmanes apóstatas. Mandó eliminar a estos últimos incluso si eran hallado bajo las cortinas de la Kaaba.
Destruyó los ídolos y prohibió a los no musulmanes peregrinar a Meca.
Llegó a tener nueve esposas.
Después de una corta enfermedad, falleció en el año 632 en la ciudad de Medina a la edad de 63 años. La dolencia normalmente se atribuye a la carne envenenada preparada por una mujer de Khaybar.
Le sobrevivieron Fátima y sus hijos, que los shias consideran los verdaderos líderes del Islam, lo que los sunníes rechazan.

lunes, 7 de mayo de 2018

Refutación de los principales argumentos abortistas.



El aborto es sin duda alguna, un tema serio. Defendido por unos, atacado por otros, se ha analizado desde muchos enfoques distintos, desde la religión hasta el marxismo.
Es curioso el que las posturas como el ateísmo o el agnosticismo vayan normalmente relacionadas con la defensa de esta práctica. Yo soy la excepción a la regla. En esta ocasión, les presento una refutación a los principales argumentos del abortismo, a través de la cual se irá definiendo la postura de su autor.

1)Es su cuerpo, su decisión.
Esta idea puede atacarse desde dos puntos a la par. El primero de ellos, se refiere a lo obvio para quien quiera verlo: No estamos hablando de su cuerpo, como se demostrará mas adelante. Estamos hablando, también, del cuerpo de un tercero, de una vida independiente que no puede ser eliminada en pos de la mera conveniencia. El segundo punto, es algo menos evidente pero que plantea una gran ironía para los izquierdistas que defienden el aborto: La propiedad tiene límites. Del mismo modo en que un padre no puede echar a sus hijos de su casa  bajo el argumento de que es suya, una madre no puede matar a su hijo bajo el equivalente. Es aquí donde alguien podría argumentar que la propiedad sobre el propio cuerpo es un valor supremo, a lo cual habría que responde con una interrogante: ¿Porqué? No hay bases para esa creencia en el sentido común. Por supuesto que la autpropiedad es la base de la libertad, pero no hay razón para no limitar esta en nombre de la ética en algunos casos.
En cuanto a la ironía que mencioné, hacía referencia al hecho de que la autopropiedad ilimitada trae como consecuencia el respeto irrestricto por la propiedad privada, al ser esta producto necesario del gasto de tiempo y energía del individuo. En si, al arrebatar la propiedad, ya para redistribuir la riqueza o para colectivizarla, se quita al individuo parte de su vida. Por supuesto, hay diferentes grados de homicidio siguiendo esta idea.

2)Si no te gusta el aborto, no abortes, pero no se lo impidas a otros.
El permitir el aborto nos vuelve cómplices del aborto. La inacción también es una acción. Esto es como decir que no tengas esclavos si no te gusta, pero no se lo prohíbas a otro. Aquí se puede argumentar que el esclavo tiene conciencia y el feto o embrión no, pero esta idea cae en el error de pretender que es la conciencia la que determina si algo es homicidio o no, siendo que partiendo de la premisa de que el homicidio es un acto malvado, hágase como se haga seguirá siéndolo. El homicidio lo es, en las leyes, aunque la víctima muera durmiendo. Parece que eso no aplica para quienes mueren en el vientre materno.

3)Es preferible que lo aborten a que tenga una vida miserable. Falso. Simple y llanamente, falso. Vamos a ver: El sufrimiento potencial no justifica el asesinato. ¿Porqué? Simple: Bajo ese mismo criterio, el exterminio de depresivos, pobres o enfermos, incluso sin su aprobación, debería ser política de Estado. Esto por no mencionar que los abortos se realizan por igual en la clase alta, media y baja, lo que viene a demostrar que no necesariamente el destino del feto abortado es una vida de misera y sufrimiento. Además, si lo pensamos, es un poco...cínica esta postura. Vamos a ver: ¿Es un deber del Estado hacer llevadera la vida del niño, o eliminarla?¿No es este un camino fácil, una forma de evadir la responsabilidad pública de la manera mas baja posible?

4)Los países desarrollados ya legalizaron el aborto. Dos cosas: Uno, eso es irrelevante. El progreso histórico es un mito, lo que viene después no necesariamente es mejor. Dos: Los propios países desarrollados están retrocediendo en cuanto a esta política, al ver el desastre que ha significado. Envejecimiento demográfico, con todo lo que ello implica. Sólo en Francia, un país con un envejecimiento enorme, se pierden 200.000 franceses cada año. Mientras tanto, decenas de miles de falsos refugiados, islamistas y violentos, ocupan sus lugares.

5)Al masturbarse un hombre, o incluso durante el coito, mueren millones de células. No es comparable. Los espermatozoides presentan sólo la carga genética del padre, con lo que son indistinguibles de cualquier célula del cuerpo. El embrión y el feto, por su parte, presentan genes diferenciados de los de ambos padres, con lo que son distinguibles de estos. Esto por no mencionar que...¿Y que? Que un mal sea inevitable, no significa que debamos justificar otro, suponiendo que la eyaculación esté al mismo nivel que el aborto en términos morales.

6)Para mi, no es persona hasta que nace.
Este asunto es complejo. Para empezar, si por retorcimientos del lenguaje vamos a ir, se puede negar la himanidad a negros y judíos también, sin que eso elimine sus facultades intrínsecas. De lo anterior se deduce que es necesario analizar las facultades y características del individuo para que nuestros análisis no sean aleatorios. El lenguaje es confuso, lo cual nos lleva al segundo punto: Es conveniente no arriesgarse a cometer determinados errores de los que haya una probabilidad de arrepentirse.
Pero llendo a la afirmación central, no es persona hasta que nace, se puede hacer una crítica muy sencilla basada en los puntos establecidos anteriormente establecidos: No hay razón alguna para establecer el comienzo de la vida y la personalidad en otro punto más que el comienzo de la actividad vital. ¿Porque? Por que cualquier otro límite resulta aleatorio.
Veamoslo de la siguiente manera: Un niño y un bebe claramente presentan diferencias entre sí. Sin embargo, nadie se atrevería a negarles humanidad a cualquiera de ellos bajo ese criterio. Ahora: ¿Porque a un feto sí? Se puede argumentar que este aun no nace, o que, en el caso del embrión, no tiene sensación, pero ¿Y qué? ¿Porque ese sería el límite? ¿Es menos homicidio matar a un hombre durmiente que s un hombre en un estado de conciencia optimo? Es verdad, nunca ha estado conciente, pero eso es irrelevante por dos razones. Uno: El homicidio es considerado en si mismo algo malvado, siendo su sujeto irrelevante en la mayoria de casos. Resta entonces determinar qué casos son esos, y el aborto no es uno de ellos como se está demostrando.  Dos: No se considera válido matar a un hombre en coma sabiendo que despertara en poco tiempo
Por último, es buena idea señalar el hecho de que, si la vida comienza en la concepción (Lo cuál es razonable pensar debido a que es ahí donde empiezan los procesos biológicos), también la personalidad comienza alli, ya que esas células primarias presentan ya una genetica imitable, que las hace únicas como conjunto, lo cual hace que, siguiendo la definicion, presenten una personalidad.

7) Hasta el nacimiento, el feto es parte de la madre. No. Eso es un error. Aunque el feto es dependiente de la madre, puede considerarse un organismo independiente a nivel genético, con lo que, aunque parasitario, no es parte de ella en si.
Esto por no mencionar que, a diferencia de un organó cualquiera, el feto posee un metabolismo propio que puede continuar fuera del vientre materno, aunque sea por segundos, siendo que los órganos detienen sus funciones tras la salida.
Aquí se puede argumentar que yo tambien puedo sobrevivir dentro del agua por unos segundos, lo cual es irrelevante ya que eso en si no te convierte en aire.

8) Es una cuestión de salud pública, o de politica, no de moral. ¿O sea que no te importa si mueren inocentes? Y si, señores, ES una cuestión de moral, y por sobre todo de ética ¿Porqué? Por que es esta la que determina la validez de nuestras acciones, la que determinan si estás deben o no realizarse. Quien cree que puede prescindir de la ética, termina en horrores a gran escala.

9)Donde el aborto es legal hay menos abortos.
Si, pero no por lo que ustedes, abortitas, creen. Vamos a ver: Las leyes que permiten el aborto, contienen una cláusula (A la que buena parte de la progresia se opone) qu noe obliga a la madre a pasar por un proceso de asistencia psicológica, que genera que la mayoría de ellas se arrepientan y decidan tener a su bebé
No es que mágicamente por legalizar el aborto este se reduce.
Por otro lado, vuelvo con lo de la complicidad ante la muerte, y me gustaría señalar que otros métodos, como las ayudas sociales y la presión legal, pueden ayudar bastante.

10)Muchas mujeres mueren en abortos clandestinos.
Vamos a ver: Si yo me arriesgo a cometer un delito, me arriesgo tambien a las consecuencias. Decir eso es como decir que legalicemos el robo para que los ladrones no mueran.

Y en fin, hasta aquí el artículo. Las críticas constructivas son más que bienvenidas. Muchas gracias por leer, y hasta la próxima.

sábado, 28 de abril de 2018

Corpiñazo.

Hace nos días, trascendió el caso de una joven de 18 años (Que pese a su edad continúa en cuarto año de secundaria) que decidió asisitir sin corpiño al colegio ¿El resultado? Una sanción, la viralización de su caso, y una manifestación feminista en su favor, además del que sus compañeros asistieran a la escuela con vestidos, ojotas y bermudas.
Patético. Es lo menos que puedo decir. Y no por la chica en si: Soy de la idea de que mientras no se violen leyes o se rompa un contrato, uno puede hacer lo que quiera con su propia vida. Muchos argumentarán que hay reglas consuetudinarias, a lo que yo contesto que estas no son universalmente válidas al basarse en la costumbre y no en un razonamiento pausado, lo que los procesos legales facilitan. Básicamente, el aceptar normas consuetudinarias como válidas para la imposición social nos sumiría en el caos, ya que no todo el mundo tiene los mismos sentimientos morales ¿Significa esto que no se deban seguir, o que debamos aceptar sin mas? No, para nada. Significa que la presión debe ser en todo caso a partir del rechazo, mas no de la coerción directa. Uno está en su derecho de rechazar a alguien que toma determinadas actitudes, mas no puede ejercer coacción directa sobre ese alguien. Eso sólo es adecuado de parte de un Estado que ordene la voluntad popular (No es válido para un Estado tiránico, que merece por su propia naturaleza la rebelión) o de un padre para con sus hijos. Ergo: Por mi, que vaya vestida de Barney mientras no viole las leyes o rompa las normativas del colegio.
Lo verdaderamente preocupante es que haya alguien en los medios preocupado por esto. Peor aún: Que haya gente dispuesta a hacer una marcha por que una millenial sufrió una sanción menor de parte del directivo de su escuela.
Pensémoslo de esta forma: ¿Cuando fue la última vez que vio usted, querido lector, una marcha izquierdista en contra de la delincuencia que cada día se cobra tres argentinos? ¿Cuando fue la última vez que vio una manifestación, ni siquiera feminista, en favor de aquellos jóvenes genios que se quedaron sin mundial de Física por que el Ministerio no quiso pagar?
Ridículo. Y temible. Nuestra sociedad está infantilizandose hasta el hartazgo, y nada indica que el proceso se vaya a revertir.

Y mientras tanto, seguirá muriendo una mujer cada 18 horas por que el feminismo grita mucho, pero piensa poco. Y en lugar de atacar al responsable directo del horror, seguirá favoreciendo su liberación temprana mientras combate un abstracto patriarcado, quizá real, pero en caso de que lo sea, difícil de erradicar y cuya eliminación, en caso de ser conveniente, debería acompañarse de políticas públicas eficientes en el proceso, haciendo de paso lo que mejor saben hacer: Hacerle la vida miserable al ciudadano promedio.

viernes, 20 de abril de 2018

La Armada Invencible.

En Latinoamérica tenemos la costumbre de aceptar y ademas de modo acrítico  la peor versión de la imagen del Imperio Español, una imagen fabricada por los enemigos del mismo que incluso los mismos españoles asumen como propia. Un buen ejemplo es la aventura de la Gran Armada (Que los españoles jamás llamaron así pero que los ingleses bautizaron de tal forma para realzar su victoria, fue ciertamente una campaña que salió mal. Pero no fue definitivamente la quintaescencia del comienzo del fin del Imperio Español, pese a que se ha asumido como tal.
En este artículo, me propongo contarles por que.

El de la Gran Armada es solo  un episodio de la guerra que enfrentó a España con Inglaterra entre 13
1583 y  1604, guerra que por cierto se saldó favorablemente para España en el Tratado de Londres. Las causas del conflicto hay que buscarlas en el ascenso de Inglaterra al rango de potencia europea en la segunda mitad del siglo XVI, durante el reinado de Isabel II. Desde el mismo momento de su subida al trono, Isabel se posicionó contra España en el escenario internacional, que España dominaba. El Imperio se acrecentaba año tras año, lo que se acentuaria tras heredar Felipe II  la corona portuguesa. La alianza con los Habsburgo alemanes era firme y también la que se tenía con un gran número de gobiernos italianos.
Para mayor ventura de Madrid, Francia se encontraba debilitada a causa de sus guerras de religión.
Además, por su persecución a los católicos, Isabel había sido excomulgada por el Papa Pío V en 1570. La reina, por su parte, alentaba la resistencia protestante en la difícil guerra que España mantenía en Flandes, así como las disenciones en Portugal contra Felipe II. Además de esto, los ataques piratas no dejaban de ser una molestia promovida desde la corte de Londres, que en la década de 1570, llegaron verdaderamente a irritar a su católica majestad. La guerra comenzó con el ataque de Drake a las costas peninsulares entre 1585 y 1587, y continuó con la expedición a las Azores. En el curso de la campaña del pirata se perdieron unos 100 buques de distintos calados, y aunque fue derrotado en La Palma, sus siguientes expediciones en Santo Domingo, San Agustín y Cartagena de Indias, las coronó con importantes victorias, lo que decidió a Felipe II a invadir Inglaterra, mas aún cuando se conoció la noticia de  la ejecución de la reina católica de Escocia, María Estuardo.
La  campaña empezó con malos auspicios, ya que el rey retiró a Don Álvaro de Bazán, el mejor marino de su época, del mando, al sospechar que el granadino retrasaba a propósito la puesta a punto de la flota. La dirección de la campaña le fue entregada entonces al duque de Medina  Sidonia.
La elección del monarca no podría haber sido mas desafortunada. El mismo Medina Sidonia reconoció su falta de experiencia, y sus mareos a bordo.
No mentía ni exageraba. La campaña fue un desastre, pero relativo. Emprendida en Julio de 1588, el balance fue de unas 37 naves perdidas de un total de 129, si bien la flota inglesa tambien sufrió enormes pérdidas ante las epidemias. Una flota inglesa que, contra la creencia popular, no era inferior en número de navíos ni de hombres, aunque si en número de cañones por un pequeño margen.  Un año después, en 1589, Isabel I ordenaría la conocida como contraarmada, que representaría un fracaso mucho mayor que el sufrido por la llamada Invencible.

lunes, 9 de abril de 2018

Sobre el trap.

Si pensabas que el reggaetón era lo mas repugnante, machista y "malándrico" que podría ofrecernos la música, te equivocaste. Si la estética gangsteril, el machismo y la mas burda falta de talento de Daddy Yankee te resultaba insoportable, hoy tienes a Bad Bunny.
El trap es un subgénero del rap que surge en los años 90 y que hablaba sobre drogas, violencia y machismo. Sus intérpretes procedían de barrios maginales del Sur de Estados Unidos, principalmente Atlanta, y se dedicaban a eso: A vender drogas, ser violentos y machistas. No tenían muchas opciones
Es evidente que esta música no era la mas popular en las radios.Y es que hubo una época en que letras tan grotescas como las del trap causaban escozor hasta en el mas irreverente.
Así que hoy me esforzaré en explicarles como diantres llegamos a este punto.
Voy a decir algo que muchas veces puede parecer obvio pero que con frecuencia olvidamos: Desde hace algunas décadas, la música que suele gustar a los jóvenes resulta abominable para sus padres. Desde los hippies, con su cuestionamiento abierto de la sociedad vigente, hasta el punk con sus críticas ácidas e irreverentes al statu quo. El rap, por su parte, se convirtió en un medio para drenar la rabia y la frustración de la juventud de los barrios negros.
Ninguno de estos géneros estuvo excento de polémica en su tiempo, pero todos fueron absorbidos por el statu quo para transformarse en algo mas amigable para todo el público.
Con el trap no ha sido distinto. Lo que antes era música de lo peor del submundo de la pobreza, hoy es un fenómeno de masas que nos ha dejado a todos perplejos, siendo amables.
En cuanto a las críticas sobre el machismo y la misoginia hacia este género musical, hay que decir que todos los géneros anteriormente menciionados incurrieron en el machismo. El black metal, la salsa, la ranchera incluso, todas tienen canciones en que la mujer es retratada como poco mas que una muñeca inflable. 
Pero todos estos géneros fueron absorbidos por el sistema, digeridos, y cagados bajo una forma mas agradable para todo el público. 
Con el trap, el sistema no pareciera haberlo domesticado, sino que se rinde sin remedio a sus pies ante las gigantescas masas de jóvenes amantes de canciones en que las mujeres son reducidas a menos que meretrices. No pasó lo mismo que con el reggaeton, que en un principio era mas subido de tono, por mas que cueste creerlo. ¿La explicación de todo esto? Seguramente es un problema de muchas aristas. Pero en resumen, una sociedad hiperindividualizada e hipersexualizada ha traído como consecuencia lógica el comienzo del reinado del trap ¿Como vamos a condenar a un adolescente de 17 años por escuchar la basura que escucha? ¿Si vive en una sociedad que le dice constantemente que lo único que importa es su bienestar individual, y tiene un catálogo infinito de gente haciendo sus cosas en Internet.? ¿Porque le va a importar lo que pueda sentir una mujer? ¿Que se le puede decir en una chica a la que se ha dicho que para estar en una relación romántica debe ser sumisa y complaciente? ¿Como captar la atención de un adolescente si todo está dicho? El reggaetón ya puso la vara muy alta, con lo que todo lo que queda es aumentar la intensidad de lo que se ve. Bad Bunny no es un antisistema, como seguramente se ve a si mismo, sino que es el sistema en su máxima expresión. El sistema decadente y pútrido que nos han regalado los peores males del capitalismo.


martes, 3 de abril de 2018

Altered Carbon y el transhumanismo: Una reflexión sobre el futuro.

Resultado de imagen para Altered Carbon

Hace meses salió la nueva obra maestra de Netflix, la ya muy aclamada Altered Carbon.
En este artículo, me propongo, sin realizar spoilers, brindar un análisis reflexivo de la serie, y mas importante aún, sobre si el escenario que esta plantea podría ser posible.
Veamos: La historia transcurre en el año 2384, en un mundo en que la transferencia mental se ha vuelto posible gracias a un soporte digital (Una idea similar a la propuesta ya por el famoso Movimiento Raeliano), de tal manera que la sociedad ha quedado dividida claramente en dos grupos diferenciados: Ricos (Inmortales con sus soportes conectados a un satélite que transfiere sus datos a otro cuerpo, con acceso a una gran cantidad de ellos para reemplazar al propio cuando este muere, con el único problema de que pierden sus recuerdos si mueren antes del transplante de datos) y pobres, con dos temores fundamentales: La muerte virtual por la destrucción o hackeo de sus soportes digitales o la Oscuridad, el estado en que sus mentes son almacenadas en sus soportes hasta que  alguien los quiere, por alguna razón, de vuelta.
La primera pregunta filosófica que nos surge al ver este escenario es...¿Realmente soy yo la copia de mi mente que se transplanta a un nuevo cuerpo? ¿Alguien estaría dispuesto a dejarse morir para dar vida a un clon en la forma en que la serie lo plantea? Personalmente, creo que la respuesta a la primera pregunta  es obvia: No. Sin embargo, la segunda tiene probablemente la respuesta contraria. Y es que efectivamente, mucha gente teme demasiado a la idea de desaparecer como para rehusarse a dar lugar a un resto suyo, aunque sea bajo la forma de un clon. Y no olvidemos el asunto de la familia, el querer ahorrarles sufrimiento por la pérdida.
Pero este no es ni por lejos el único problema que surge del análisis de estas nuevas tecnologías con las que deberemos enfrentarnos tarde o temprano. Y es que añadamos a la ecuación el Internet neuronal: ¿No es un riesgo real el que alguien tome el control de nuestros pensamientos para hacer uso de ellos según sus deseos? ¿Que tan implausible es un mundo en que un gobierno o incluso una inteligencia artificial haya transformado a nuestra especie en una colmena gigante? O ni siquiera: Sabemos que un hacker podría en la actualidad generar toda clase de caos social. ¿Se imaginan hasta que punto se expandiría eso en un mundo como el de Altered Carbon? Es aterrador, sin lugar a dudas.
Es curiosa además la forma en que la serie retrata las reacciones ante esta tecnología: Mientras que un grupo de humanos sirven a las familias ricas viendolos prácticamente como dioses griegos, otros hombres se niegan a participar de estas tecnologías, al considerarlas algo satánico. Los primeros reflejan a los fácilmente manipulables "fans" de cualquier figura de renombre, proclives a hacer cualquier locura en nombre de sus ídolos, mientras que los segundos son como los religiosos de hoy que no quieren que sus órganos sean donados en nombre de algún dogma.
Por último: ¿La mente contenida en el soporte reflejaría rasgos del nuevo cuerpo, de pasar algo así en la vida real? Es sabido por muchos que con frecuencia quienes reciben un órgano heredan parte del carácter de la otra persona, como una especie de memoria genética. Y esto se pone mas interesante aún al trasladarlo al terreno de la evolución: ¿Existirá una memoria racial inconsciente en los humanos y otras especies? Posiblemente.
Pero bueno, hasta aquí el artículo del día. Hasta la próxima.